viernes, 2 de noviembre de 2012

Desde Rivas - Vaciamadrid hasta Madrid Río

La remontada infernal

El plan inicial era simple: remontar el Río Manzanares desde la desembocadura en el Jarama hasta su nacimiento en el Ventisquero de la Condesa.
Desembocadura del Manzanares en Rivas - Vaciamadrid

Nacimiento del Río en el Ventisquero de la Condesa


Aprovechando que los últimos años se había completado Madrid Río, desde Legazpi hasta Príncipe Pío, se había conectado con el Parque lineal del Manzanares casi hasta Perales y diversas carreras de 100 Km. a las que uno se ha aficionado me habían llevado alrededor de la Tapia del Pardo hasta Manzanares el Real y otras de montaña (el Tres Refugios) remontando con gran sufrimiento hasta su nacimiento... Solamente quedaba buscar como pegar, por sus juntas, las partes de un rompecabezas que en buena medida ya tenía más o menos encajado en mi mente.

Salían alrededor de 100 Km, un desnivel positivo de unos dosmil... y pico metros, casi todos al final, y atendiendo a experiencias similares anteriores, trotando y andando, quizá unas 16 o 18 horas de ruta atravesando toda la Comunidad de Madrid. En peores plazas hemos toreado otras veces. Un ultrtrail chulo e inédito, que yo sepa.

Desde Rivas - Vaciamadrid hasta Madrid Río

Desde la estación de metro de Rivas (zona B2, la que está en el antiguo pueblo de Vaciamadrid, junto a   "la Casa más Grande"), se pasa por debajo de un puente y se cruza la A3 por un paso elevado. No hay pérdida posible.

Cruzando sobre el paso elevado veremos unos cortados bastante chulos, a solamente 2 minutos de una estación del metro de Madrid, para que veamos que no siempre hay que irse lejos a ver estas cosas.


Cogemos la carreterilla de la derecha que unos carteles nos indican que conduce a la Escuela Nacional de Protección Civil, con el río a nuestra izquierda y seguimos unos tres kilómetros de asfalto, pasando frente a una última depuradora del Canal de Isabel II (¿Depuradora Ultrasur?, no, no, estoy inventando) 


Aquí los meandros del río se nos irán acercando y alejando en distintos momentos mientras seguimos el camino.


El edificio de Protección Civil es una megaconstrucción que parece pensada para ser el último refugio de la humanidad en caso de holocausto zombi. Impresiona su tamaño monstruoso, las alambradas, los muros de cemento, la falta de gusto estético. Es lo más feo que he visto después de Madrid II Alcalá-Meco.


Según se pasa por la puerta de entrada, aparece un camino de tierra que inmediatamente se divide en tres. El camino de la derecha está claramente marcado como GR-124. Por la derecha pues.
Me consta que hasta perales hay otra ruta por la otra ribera del río, pero hoy nos ceñimos al GR.


Vemos el río por última vez por unos cuantos kilómetros. Se adivinará en todo momento por el bosque de galería que lo acompaña.


A nuestra izquierda tendremos una trinchera que nos hace saber que allí se detuvo a las potencias del Eje en su ofensiva camino de Valencia en la célebre Batalla del Jarama. En los cortados de la derecha se pueden ver también construcciones defensivas a donde llegaron los refuerzos desde Vaciamadrid y Arganda, entre los que se contaban las Brigadas Internacionales. Un anticipo de la sangría que después se entendió por Europa. Varios panzer I quedaron desparramados por la zona retrasando el final de la mal llamada Guerra Civil dos años, aunque (nunca lo sabremos) quizá con peores consecuencias a largo plazo para los demócratas.




Otras aportaciones del ser humano al paisaje... Km. 10 aproximadamente.


No es raro ver varios miles de cigüeñas y gaviotas "enjambradas" a la altura del vertedero de Valdemingómez. A lo largo del recorrido también abundan la águilas, garcillas y patos, muchos patos.


Pasado el cruce con la Cañada Real de Granados (carretera al vertedero municipal), veremos Perales del Río. Del río Manzanares, claro.




Barro abundante parte del recorrido fruto de las recientes lluvias.


Pasamos por debajo de la M-50


Cruzamos un puente sobre la linea del AVE


Por debajo de la M - 45, donde encontramos marcas del GR-124


Y, al ver este puente de hierro tendremos que estar atentos. Una vez pasado debemos volver al río por el camino de la izquierda, dónde comenzará el Parque lineal. Si hemos ido trotando suave llevaremos como una hora y media de carrera.





 Llegando al Tanatorio de la M - 40, carretera que también pasaremos por debajo, encontraremos la salida de la otra depuradora, fuente de los malos olores que nos han acompañado más en verano que en invierno a lo largo del recorrido que llevamos. De aquí para arriba el agua será más limpia y encontraremos más ciclistas, corredores, patos y paseantes del cercano Villaverde y Usera que emplean estas zonas para su esparcimiento.





Por supuesto la clásica estampa de unos ponéis pastando junto al río Manzanares con Villaverde de fondo. Una postal costumbrista .

Patos "p'tós". Llegamos a la Caja Mágica, hasta aquí son dos horas de trote por llano para hacer unos 20 Km. Desde aquí continuaremos nuestra "remontada infernal" en la próxima entrada del blog, desde Caja Mágica hasta Somontes, punto en el que hay que elegir si se continúa por la Senda Real (GR-124) rodeando la Tapia del Pardo o subir hasta la presa y bajar desde ella rodeando por los terrenos accesibles de la finca usada por el Jefe del Estado. Quizá un día no muy lejano se pueda continuar en linea recta sin más problemas.