lunes, 25 de noviembre de 2013

Mucho que leer (2)


Otra remesa de blogs ajenos que vale la pena ir siguiendo, llenos de conocimientos, de sabiduría, de aventura o de todo lo anterior.

Me lo pongo fácil hoy, me cobijo a la sombra de otros blogers y que os cuenten ellos y ellas, y me quedo con algo de su luz para mi. Eso es lo maravilloso de leer. Decía Borges que él estaba mucho más orgulloso de los libros que había leído que de los que había escrito.

Solamente me entretengo un momento en pensar en voz alta sobre el orgullo, al hilo de lo de Borges. ¿De que nos pide la sociedad que estemos orgullosos? De, por ejemplo, ser español, ser francés, cubano, catalán, chino, estadounidense, vasco o marciano... confundiendo nacionalismo y patriotismo, dos conceptos distintos en los que hay mucho interés en que haya confusión. Es absurdo estar orgulloso de algo que no has elegido. ¿Qué merito tiene ser español? ¿De cual de mis elecciones es consecuencia? Puedes amar tu tierra y no por ello sentir orgullo ninguno, en especial si te avergüenzan muchas actitudes y cosas que desearías que fuesen o hubiesen sido de otra manera. De hecho, si amas tu lugar de origen o tus tierras, que pueden ser varias, tienen que avergonzarte algunas cosas, por amor, porque no son como deberían. No puedes defender incondicinalmente un "ideal de pureza" de tu tribu que presupone, puesto que lo tuyo "ej lo mejó", que lo de otros, lo diferente, debe ser peor por lo tanto. No meramente distinto.

No se puede sentir orgullo, a mi entender, de lo que se tiene. Orgullo del coche, la casa, el "peluco" o la ropa. No salvo si los has diseñado y fabricado tú mismo (entonces si). Cuando no tiene más mérito que haberlo comprado el pasar con tu todo terreno deportivo por encima de otros conductores, torciendo el morro por encima del hombro con gesto de orgullo estúpido, es patético. Cuando "eres" del Madrid, del Atleti o del Barça, es decir, sigues incondicionalmente como si de una religión se tratase, a un conjunto de profesionales de cualquier lugar del mundo, uniformados de los mismos colores por una sociedad anónima deportiva que les paga sumas astronómicas que tú nunca verás... o crees que Dios te ha elegido para nacer en el país, la época y la familia en la que se practica la religión verdadera... entonces, sentir orgullo es demencial, un acto de borriquería e ignorancia (menos mal que las religiones promueven la humildad, eso si).

Algún punto del Camino Aragonés, 2006
Sin embargo, está mal visto (por las personas acomplejadas, claro), contar lo que se ha corrido, lo que se ha estudiado, lo que se ha leído. Todo aquello que si, es fruto del esfuerzo de mejora. Sobre eso precisamente se considera de mal gusto, a veces, "alardear". Ahí hay que pedir disculpas a algunos por haber estado trabajando y estudiando años, por haber entrenado hasta conseguir tus objetivos, haber sacrificado cosas a corto plazo para tener otras después de un tiempo. Personalmente conozco menos gente con estudios superiores o con resultados deportivos sobresalientes que no respeten a las personas que no han estudiado o estén muy por debajo de ellas en tiempos, desniveles y distancias, que personas que sienten que se les mira por encima del hombro. Normalmente, porque se interpreta cierto deje de soberbia en quien nos cuenta su suerte. Es eso sobre todo, una gran fortuna haber podido estudiar o entrenar y quien lo ha hecho lo suele saber valorar y le desea la misma suerte a los demás.

Orgulloso de lucir la camiseta de CxC
Os presento algunos blog que me siento orgulloso de haber leído y de los que sus autoras y autores se pueden sentir muy orgullosos de escribirlos por lo que nos aportan. No voy a decir que les adorna la VIRTUD de la Soberbia (intelectual), pero, siguiendo el lema ilustrado de Kant, se atreven a pensar. Lo hacen además para regalárnoslo. Sapere aude...

Nómada Ocasional 

Un clásico de los foros desde hace años, al que podemos leer no solamente crónicas de sus aventuras y pruebas de materiales, que siempre agradecemos antes de comprar, con lo caro que está todo, sino también sobre la motivación y la filosofía de esto de correr como pollos sin cabeza.

Hoy voy a regalarte el Sol

Sonia, la artesana, mezcla la luz con la que trabaja y que se colorea a través de los vidrios para alumbrar la vida, el monte y las carreras. Nos hace pensar y reflexionar con un enfoque optimista y desde lo más hondo de un corazón que se adivina muy grande. Además mezcla su blog con el formato flog y nos regala mil imágenes preciosas de vidrieras artísticas con las que ilustrar (etimológicamente, iluminar) lo que nos cuenta.

KbraloK

La kabra más loka del monte es una de esas páginas que se retuitean y se comparten a menudo por Facebook y no por casualidad. Raúl S. Lara es un enamorado de la montaña desde niño, como nos cuenta en su página y encontraréis muchos ratos de diversión en ella.

Ser13io

Inteligentísimos y a menudo provocadores post, no siempre políticamente correctos según la nomenclatura de moda para referirse a las opiniones transgresoras. Quizá no enemigo, pero no muy amigo del minimalismo, una lectura siempre enriquecedora y que da para pensar y, si no se tiene miedo a exponer las propias opiniones, para debatir. Carreras, aventuras y opiniones desde el año 2000 a vuestra entera disposición.