domingo, 11 de mayo de 2014

Diálogo sobre los dos sistemas máximos o de la amortiguación y lo minimalístico

"Mucho mayor riesgo se corre en la compra de enseñanzas que en la de alimentos. Porque quien compra comida o bebida al traficante o al comerciante puede transportar esto en otros recipientes y, depositándolo en casa, antes de proceder a comerlo o beberlo, puede llamar a un entendido para pedirle consejo sobre lo que es comestible o potable y lo que no, y en qué cantidad y cuándo. Pero las enseñanzas no se pueden transportar en otro recipiente, sino que, una vez pagado su precio, necesariamente, el que adquiere una enseñanza marcha ya, llevándola en su propia alma, dañado o beneficiado."
Sócrates

MANUWAR: Buenos días, sabio vecino de Atenas, ilustre Sócrates, hijo de Sofronisco. ¿Qué te trae por el Ágora?
SÓCRATES: Hola Manuwar. Voy a la gestoría, que me la cierran y tengo que realizar un trámite urgentemente.
M: ¡Oh!. En ese caso no quisiera entretenerte...
S: Serán solamente cinco minutos, si me quieres esperar. Como estamos en la puerta misma del establecimiento al que me dirigía y ya he asistido al gimnasio a hacer mis ejercicios, esta mañana me encuentro libre de obligaciones y podemos tomar unos vinos, pocos, claro, que en eso sé que compartimos el gusto por el comedimiento.
M: Pues en la puerta te espero a que hagas tus gestiones, que aprovechando que hay cobertura WiFi reviso el correo. En buena hora te he encontrado, que andaba yo meditando sobre cuestiones filosóficas a la manera moderna, no como aquellos los físicos, los sabios que hablaban antaño sobre cual era el principio (generador y regulador) de todas las cosas,... que si el agua o que el fuego o "lo informe".... Me interesa hacer filosofía como se ha puesto en uso en nuestra ciudad gracias a ti en buena parte, para razonar y pensar sobre los problemas de lo público y sobre la conducta de los humanos, sobre la ética...
S: Pues ve mirando tu correo mientras yo termino de resolver esto -adentrándose en el WC público-, ahora vuelvo, y disculpa la premura con que te abandono -gritando mientras se aleja.

- 15 minutos más tarde -

S: ¿En qué puedo ayudarte entonces? Mira que sabes que yo me considero el más ignorante de los hombres sobre cualquier tema salvo, eso si, lo que se refiere a mi propio no saber nada. Solamente eso sé.
M: Pues veras. Por ir directo al grano.
S: Espera, vamos a sentarnos y a pedir algo, que ya funcionan las terrazas. ¡Camarero! ¡Un tinto de verano y...?
M: ¡Una jarra enorme y helada de clara de cerveza sin alcohol con limón!
S: ¡Jodor, cómo estamos!
M: Es que casi acabo de entrenar y estoy en la fase de "volumen", me acabo de calzar sesenta podes, en un par de horas, claro, a un ritmito tranquilo de cinco minutos los veinticinco codos.
S: Buen ritmo es. Todos los ritmos son buenos, claro.
M: Necesito rehidratar después de la sudada ¡Eh, oies, ponte unas almendritas o unas aceitunas, que te estiras menos que un dracma de cobre a fin de mes!

Ágora de Atenas. Fuente: Wikipedia.

S: Bueno, cuéntame.
M: Te cuento. Se trata de lo siguiente. Se ha abierto un amplio debate en el que parece que es importante tomar partido, aunque la mayoría no vemos el por qué, sobre el calzado que es adecuado para correr por montaña. Hay una postura claramente definida, defendida por parte de un sector minoritario pero muy visible que es partidario del llamado "minimalismo".
S: ¿Y en que consiste el minimalismo? Ya sabes que la pregunta fundamental de la Filosofía es ¿Qué es...? (Τι είναι...). El mero hecho de profundizar, de tratar de dar respuesta a qué sea, será asunto de la filosofía. Por el contrario el por qué y el para qué,... ocupación de otros artes cuyo oficio es servir a necesidades más mundanas del ser humano.
M: Es tema delicado. No me convencen todos los argumentos de quienes defienden el minimalismo, pero tampoco me parece que sea mala cosa correr con un calzado mínimo, de vez en cuando y de forma controlada, como método de fortalecimiento muscular y para corregir malos hábitos de pisada.
S: ¿Y cual es el problema? No parece la tuya una postura especialmente radical o controvertida.
M: El problema es el "qué es el minimalismo". Tengo la impresión que, más que otra cosa, es una corriente ideológica y temo que tomando partido por las normas de la FEDME (federación de montaña) que regula y limita el uso del calzado en carreras de montaña a aquel que es "adecuado", se me vea como alguien que está "en contra". Claro. Yo no puedo estar en contra del minimalismo, no me puede parecer mal que cada cual corra como le parezca más oportuno.
S: ¿Pero estás a favor de la regulación de la FEDME?
M: Si.
S: Veamos. A ver si entiendo. No estás en contra del minimalismo, porque te parece bien que cada cual corra como le venga en gana, descalzo o con plataformas de drag queen, incluso te parece buen ejercicio, pero tienes miedo de ofender a personas a las que aprecias expresando tus opiniones con la falta de delicadeza que a veces te caracteriza.
M: Eso es, ya sabes que los filósofos tendemos a abusar de la ironía y a expresarnos con osadía desconcertante para los legos en nuestras materias, poniendo en nuestras opiniones un elemento de soberbia intelectual (algo que valoramos como bueno) y de pasión por la investigación que puede ser confundida con una intransigencia hacia el derecho de otras personas a opinar lo contrario. En realidad no es así. Lo que ocurre es que respetamos tanto a la persona que debate con (no contra) nosotros, la que nos ayuda a pensar, que en el diálogo ponemos en juego nuestro punto de vista al desnudo, dispuestos a aceptar ser rebatidos y contradichos, frente al cobarde truco dialéctico de hoy en día que consiste en expresar los puntos de vista propios como "una opinión", "la de cada uno", o incluso como "mi verdad", dejando espacio a una "verdad ajena" que no debe afectar a lo que yo pueda creer, como si ello fuese posible. Al final quien dice "yo tengo mi verdad y tu la tuya", no respeta lo suficiente a la persona con la que dialoga y deja claro de antemano que ningún argumento que se ponga en juego por parte de "el adversario" va a convencerle, es decir, que no está dispuesto a priori a cambiar de opinión, a escuchar y tratar de entender las razones y argumentaciones ajenas, porque, al fin y al cabo, "cada uno tiene su verdad".
S: Si, nos ocurre con frecuencia. Es por eso que a menudo para profundizar en un tema tenemos que empezar por despedazarlo con un ejercicio de ironía, mayeútica,... llámalo como quieras...
M: Método socrático.
S: Suena bien. Me lo apunto.
M: Pues ese es mi dilema. No sé como expresar mis puntos de vista.
S: Se me ocurre una idea. Hay un phisiko, un filósofo natural, llamado Galileo Galilei que tenía un problema más serio que el tuyo. Sus ideas sobre como funcionaba el mundo, el heliocentrismo, habían mandado a la hoguera hacía poco a otro filósofo, Guiodano Bruno, que fue quemado vivo y públicamente por la Iglesia Católica, en Roma, en el Campo dei Fiori el 17 de febrero de 1600. Galileo también defendía la idea de que la Tierra daba vueltas alrededor del Sol, pero no le apetecía convertirse en un churrasco humano para regocijo de los fanáticos religiosos de entonces, que también son los de ahora, por cierto. Escribió, para evitar problemas, sus opiniones como un diálogo sobre "los dos sistemas" en los que dos personajes discutían educadamente sus puntos de vista, con lo cual, en cualquier caso, quedaban los suyos reflejados por escrito, pero en boca de un personaje de ficción.

Estatua de Guiodano Bruno en el lugar de su tortura y asesinato 
M: Me parece una buena solución. ¿Funcionó?
S: No del todo, pero no le quemaron.
M: Algo es algo. Voy corriendo al editor de blogger a quemarme las pestañas escribiendo esa entrada. Pero antes, un último favor si quieres hacérmelo, quizá podrías ayudarme aún más explorando conmigo los argumentos que podría dar una persona que defendiese la opción minimalista en un semejante diálogo.
S: Para mi sería un placer sin duda. De nada disfruto más que de expresar puntos de vista alternativos que permitan, a través de la conversación, visualizar y explorar los caminos de la razón. Contemplar un problema desde el punto de vista lo más amplio posible.
M: Empecemos pues diciendo, aunque ya que ha quedado claro en el preámbulo, que como ejercicio me parece que es adecuado, no tengo nada en contra.
S: Efectivamente es otra manera de fortalecer la musculatura del pie y de lo que está alrededor del  pié. La gente que emplea zapatillas amortiguadas suele hacer ejercicios complementarios "de tobillos" que no necesitaría si fuese minimalista. Quizá has visto en el parque a gente andando de puntillas, con los talones, dando saltitos chorras, a la pata coja, subiendo las rodillas rápidamente sin avanzar... corriendo descalzo o con un calzado mínimo te obligas a usar el pié de la manera que ha sido diseñado y empleas toda la musculatura que, cuando corres "taloneando" sobre un colchón de amortiguación, relajas para que el impacto lo absorba el calzado. Esta forma "antinatural" de correr acabará provocando lesiones. Hay estudios que lo demuestran.
M: Me alegra que lo plantees en esos términos. Por supuesto, como ya he dicho, creo que es un ejercicio que fortalece la musculatura del pié, por tanto, si se hace en una cantidad e intensidad que nuestra musculatura pueda asimilar, no le veo inconveniente. Solamente puntualizaría que habría que hablar de diseño solamente en un sentido metafórico, salvo que en nuestra visión del mundo introduzcamos un "diseñador" y pasemos al terreno teológico. En ese caso hablaríamos de "Naturaleza", con mayúsculas, o directamente, de Dios. No creo que pueda ser posible el debate porque, entonces, más que otra cosa, correr con un calzado amortiguado sería casi equiparable a un acto moralmente pecaminoso.
S: No, no, yo personalmente hablo de diseño en un sentido metafórico, en el diseño "proporcionado" por los mecanismos de azar y necesidad, a través de los ciegos cauces evolutivos de la mutación y la selección natural, que también se le puede llamar a este mecanismo "muerte".
M: En tal caso "antinatural", al hablar de correr con calzado convencional, lo empleas también en sentido metafórico
S: Por supuesto.
M: ¿Y hay estudios que no demuestren la tesis de que corriendo descalzo se producen más lesiones?
S: Más y mejores que los que dicen que si.
M: Bueno, en cualquier caso, es irrelevante. Seguramente sea muy difícil hacer un estudio serio sobre algo tan multifactorial como son las lesiones en los deportistas. Habría que tener una población de estudio muy amplia y a lo largo de mucho tiempo, controlando muchos factores, para obtener, no datos concluyentes, sino siquiera indicios serios.
S: Habrá quien no esté de acuerdo con eso.
M: En aras de la convivencia estoy dispuesto a admitir que quizá sea verdad que correr descalzo disminuye el índice de lesiones, aunque no haya estudios concluyentes al respecto de mejor calidad que los que concluyen que no, que no disminuye. Pero, realmente es irrelevante para el tema sobre el material obligatorio en las carreras de montaña y que eso incluya un tipo de calzado.
S: ¿Por qué es irrelevante?
M: Porque sea bueno o malo correr con calzado amortiguado, lo que está en debate es si se puede prohibir a alguien correr una carrera sin el material y como valorar qué material cumple con lo que se exige.
S: ¿Por qué hay material obligatorio en las carreras?
M: Ese es un punto importante. En principio parece que es por seguridad, pero también para que no tengan unos corredores ventajas sobre otros, teniendo que portar unos encima entre dos y cinco kilos y otros, que confían en que se lo proporcione todo lo necesario su equipo en los avituallamientos, corra sin lastrar, poniéndose en riesgo incluso.
Huaraches rarámuris. Algunos derechos reservados por Tomas.Quinones
S: ¿Se corre más rápido descalzo o con unas chanclas como las que llevan los corredores tarahumaras, el huarache rarámuri?
M: A día de hoy parece que no. Hay corredores rápidos que van descalzos, y los mejores corredores no llevan habitualmente calzado muy pesado, pero no parece que aporte una ventaja estratégica, más bien al contrario, suele requerir bastante entrenamiento obtener los mismos resultados que se obtienen corriendo con zapatillas ortodoxas cuando se empieza con el minimalismo.
S: ¿Y realmente es menos seguro correr sin un calzado cerrado?
M: Dependerá del corredor. Sería como preguntar si es peligroso correr sin camiseta. Los corredores que yo conozco tienen el sentido común y la prudencia necesaria para correr dónde y cómo saben que pueden hacerlo. Ellos no irían más inseguros en una carrera que eligiesen correr con guaraches o descalzos.
S: ¿Cual es el material obligatorio habitual en las carreras de referencia a nivel internacional?
M: Hay una serie de elementos de seguridad que aparecen en los listados de material
en las carreras. Dependiendo de la carrera, de la fecha y de la situación climatológica prevista, el material puede ser uno u otro. También puede haber material recomendado no obligatorio. Por ejemplo, para el UTMB el material obligatorio es el siguiente:
  • Teléfono móvil con opción Roaming activa. Grabar el numero de emergencias de la organización en los contactos. No ocultar el numero. Mantener el telefono encendido y cargar la bateria. 
  • Vaso de al menos15cl. (excluidos los bidones) 
  • Contenedor para reserva de agua de 1 litro mínimo. 
  • 2 Linternas frontales en buen estado de funcionamiento con pilas de recambio para cada una. 
  • Manta de supervivencia de 1,40 x 2m mínimo. 
  • Silbato 
  • Venda elástica adhesiva que permite hacer una cura o un taping (mini 100cm x 6 cm.) 
  • Reserva alimentaria 
  • Chaqueta con capucha que permita soportar el mal tiempo en montaña y fabricada con una membrana (Gore-Tex o similar) impermeable (mínimo aconsejado 10 000 Schmerber) y transpirable (RET aconsejado inferior a 13) 
  • Pantalones o mallas largas, o combinación de un pirata con calcetines altos de manera que cubran totalmente las piernas. 
  • Gorra o bandana 
  • Segunda capa térmica adicional: una segunda capa térmica de manga larga (algodón excluido) de un peso mínimo de 180 grs. (hombre, talla M)
  • O la combinación de una capa interior térmica de manga larga (primera o segunda capa, algodón excluido) de un peso mínimo de 110grs (hombre, talla M) y una chaqueta cortaviento* con protección deperlante resistente (protección DWR). 
  • Gorro 
  • Guantes calientes e impermeables. 
  • Sobre-pantalón impermeable
S: Me llama la atención varias cosas de esta lista.
M: Dime.
S: Es material que parece pensado para que una persona resista un frío intenso si se retira de carrera y necesita estar a la intemperie durante bastante tiempo hasta su evacuación.
M: Si, se trata de eso. Es un riesgo que existe y que puede acabar en tragedia.
S: No dice nada del calzado.
M: Especulo que, hasta ahora, no se les ha ocurrido que alguien quiera correr el Ultra Trail del Mont Blanc sin llevar una buena protección en los pies para el frío que seguro que van a encontrar, o que piense que sus pies resistirán 168 kilómetros descalzos o casi. Lo cierto es que los corredores como yo tardamos casi el doble en recorrer la vuelta al Mont Blanc que los que ganan y, claro, para ir en semiautonomía casi dos días, en un entorno hostil y garantizar la seguridad de dos mil personas, hay que exigir un material mínimo obligatorio. Lo cierto es que a mi, el sobrepantalón impermeable, seguramente me sea innecesario a temperaturas por encima de -20º C, pero al participar en una carrera de estas características acepto todo el reglamento.
S: ¿Y crees que los corredores minimalistas que quieren correr descalzos o con calzado no cerrado están en la misma situación?
M: No. Bueno, en un sentido si, en otro sentido no. Lo que dice la normativa FEDME es que para participar en la prueba cada deportista deberá llevar consigo el material siguiente: calzado y vestimenta adecuados para la práctica de carreras por montaña. Me parece bien que exista material obligatorio aunque entiendo que es arbitrario decidir qué chaqueta si y que chaqueta no, que calzado protege y que calzado no sirve.
S: Hay una frontera difusa.
M: Obviamente, si se regula material obligatorio, debe ser el mismo para todos los corredores, no puede ser que yo deba llevar un determinado material y que otra persona tenga otras reglas. Si como impermeable emplea una bolsa de plástico del supermercado anudada al cinturón, tenemos un problema con el concepto de "chaqueta impermeable"
S: La definición de la naturaleza de un objeto fruto de la tecnología se la proporciona el uso al que se destina. Una mochila es una bolsa que se puede colgar de la espalda. Su uso le da su ser. La silla es un objeto que sirve para sentarse. Una silla en la que no es posible sentarse no es una silla.
M: Qué aristotélico.
S: ¿Cómo?
M: De Aristóteles
S: No me suena.
M: Pues a Galileo bien que le conoces.
S: Claro, Galileo es un fiel discípulo de Platón y Pitágoras. Un idealista matemático.
M: Pero es verdad, una zapatilla cerrada puede ser una chancla con un calcetín cosido que le cubre el empeine. La función crea el instrumento y le proporciona su esencia.
S: ¿Y sería eso especialmente inseguro? Quiero decir, el que los corredores que quisiesen corriesen con el calzado o descalzaos incluso según prefieran en cada caso.
M: No, para la mayoría de las carreras, para corredores acostumbrados a usar los pinreles de esa manera, no habría una merma mensurable en la seguridad.
S: ¿Entonces?
M: Es como una vacuna. Una vacuna no asegura a una persona que no vaya a sufrir una enfermedad concreta, aunque disminuye la posibilidad de que eso ocurra. Tampoco quiere decir que una persona no vacunada vaya a padecerla, aunque aumenta las posibilidades de morbilidad o "pachuchez". Las vacunas se dirigen a poblaciones. En una población vacunada las personas padecen menos enfermedades y viven más años y en mejores condiciones. Con el tiempo la enfermedad se erradica. Es una situación estadísticamente análoga a las normas que obligan a los coches a disponer de medios de seguridad activos y pasivos y a pasar una inspección técnica cada poco tiempo. Eso no aumenta o disminuye la seguridad de forma significativa sobre un coche en concreto, que va a depender más del sentido común y la prudencia de su conductor, pero como medida global, funciona y mejora la seguridad para todo el mundo. Disminuyen los accidentes.
S: ¿Y cual sería la analogía con el material obligatorio?
M: Ninguno de los elementos concretos del material obligatorio es imprescindible para todo el mundo seguramente, ni tan siquiera la reserva de agua, pero es un conjunto de objetos que, si los lleva todo el mundo, hacen que las posibilidades de tragedia sean asumibles por la organización, que actuaría, como le exige la ley, con la máxima diligencia posible para no incurrir en una negligencia. Una que tenga como consecuencia un daño a una persona.
S: Por supuesto podría darse el caso de que alguien sin experiencia en el uso de calzado minimalista se lesionase o se dañase, perdiese algún dedo por congelación o acabase necesitando una four fingers o incluso una three después de intentar partir un piedra dándole una patada con el dedo pulgar. Podría acusar a la organización de no haber establecido como material obligatorio un calzado adecuado.

Clásicas five fingers
M: Es poco probable que eso ocurra. Es más típico de los tribunales anglosajones, donde no es raro el poner una denuncia de ese tipo. Aquí un juicio civil por negligencia trataría de determinar, primero, si ha habido daño (si no hay daño, no hay delito) y después si ese daño es consecuencia de una negligencia, si hay una relación de causalidad entre lo ocurrido y una acción u omisión de la organización. Si, por ejemplo, las condiciones climáticas ponen en peligro a los participantes y no se hace nada para prevenir ese peligro, cualquier daño sufrido por un corredor como consecuencia de la falta de previsión si sería un delito, aunque no doloso, es decir, un delito penal, sino uno recogido en el código civil... salvo que la organización pusiese en riesgo a alguien con intención de que sucediese un accidente.
S: En alguna carrera lo parece.
M: Si, yo también he corrido esa en la que estás pensando.
S: Corramos un tupido velo
M: No creo que haya ningún peligro de incurrir en negligencia por un elemento concreto como es el calzado en muchas competiciones, pero me parece correcto que en una carrera de montaña se establezca un material mínimo obligatorio acorde a la época y recorrido de la carrera. En aquelas en las que es necesario llevar chaqueta impermeable y pantalón largo, parece coherente el uso de calzado cerrado.
S: Pero el concepto de "calzado cerrado" es ambiguo.
M: Y el de camiseta.
S: Explícame eso
M: Llevar una camiseta, salvo que establezcas los gramos que debe pesar, puede significar llevar una de talla infantil en la mochila, junto a un impermeable de esos que son de un plástico muy finito no transpirable de unos treinta gramos, y que se usan para retener el calor antes de tomar la salida después de calentar y que, en las carreras populares sobre asfalto, la gente arroja al suelo en la salida.
S: Siempre puede haber picaresca.
M: Un material que a una persona le supone cuatro kilos, a otra, ateniéndose a la letra escrita de la norma, podría representarle 500 gr., aunque no cumpliría la función por la que se establece el material obligatorio. Si todo el mundo hiciese eso, no tendría sentido que existiese ningún material obligado a ser portado.
S: ¿Y por qué no? ¿Por qué no eliminar el material obligatorio?
M: Es una opción. Cada persona sería responsable de llevar su material, pero se daría una ventaja a las personas menos prudentes, que irían más ligeras. También a la gente que tuviese un equipo profesional detrás, que pudiese prestar más apoyo en los avituallamientos. Una forma de equilibrar la competición es establecer unos mismos contenidos mínimos para todo el mundo. Por supuesto, es probable que si se elimina el material obligatorio acabara habiendo algún desastre que podría haberse evitado en caso de haber establecido ese material. A continuación los medios de comunicación más amarillistas (la mayoría) se echarían encima de "la nueva moda" y, al final, todos los aficionados saldríamos perjudicados.
S: Parece que las organizaciones hacen bien en establecer material obligatorio, aunque no haya un consenso sobre cual deba ser o si el calzado es uno de los elementos que se debe regular.
M: Puede ser Sócrates, en cualquier caso ya tengo las ideas necesarias para el diálogo que quiero escribir. Supongo que se podría profundizar más, pero con las ideas que han surgido, sería suficiente para poder aportar algunas de las sugerencias que creo que son importantes de debatir, como por ejemplo establecer un peso mínimo obligatorio, de dos kilos y medio, para las pruebas de ultratrail, sin contar comida y bebida pero si los recipientes.
S: Los filósofos del lenguaje sois más raros que un corcho.
M: Los de filosofía política sois peores.
S: ¿Otra ronda?
M: De gintonics, por supuesto.
S: ¡Camarerooo!
...